“Westworld”, temporada 1–reseña.

Una intrigante serie de ciencia ficción.

¿Qué nos hace ser humanos? O, mejor dicho, ¿qué nos hace ser inhumanos? De esa premisa central parte una de las series conceptuales más interesantes de ciencia ficción: Westworld. El programa, basado en la película homónima de Michael Crinton, trata sobre un parque temático futurista, donde el “invitado” (o humano) interactúa con seres de inteligencia artificial (o “huéspedes”) para satisfacer sus deseos, no importa qué tan locos sean estos. Sin embargo, la trama da un giro: en lugar de ponernos de lado de las personas, la historia central es dedicada a los habitantes dentro del parque. 

Ante esa ambiciosa premisa, Jonathan Nolan y Lisa Joy, los encargados de darle vida a la serie, planean hacer al espectador pensar, conmoverse, excitarse y estremecerse, todo en el transcurso de los 10 capítulos de la primera temporada. Cuando logra ser un buen thriller, la serie impacta. También, en base a transformación, estudio de personaje, los capítulos logran ser un profundo estudio sobre más personalidades de sus protagonistas. Sin embargo, de vez en cuando el programa no logra balancear los actos de manera significativa, debido a su excesiva cantidad de giros o misterios por delante que a veces no se sabe exactamente qué ocurre o por escenas demasiado explicativas, donde la regla de show, don’t tell pasa desapercibida con tal de explicar algunas situaciones. Eso, lamentablemente, da evidencia de una narrativa imperfecta.

Pese a sus errores, la serie logra ser lo bastante interesante como para olvidarse de esos tropiezos. El diseño de producción es impecable. Los giros están perfectamente construidos, justificados. Los personajes, sobre todo los “huéspedes”, son sumamente interesantes. La música te inserta por completo en los momentos. Las semillas plantadas, así como la mitología de la serie, es hipnotizante. 

Otro aspecto a destacar del programa de televisión son sus increíbles actuaciones. Entre ellos destaca Evan Rachel Wood como el trágico personaje de Dolores y Thandie Newton como la fiera Maeve.

Evan Rachel Wood como “Dolores” en “Westworld”.

Westworld no es perfecta, mas es adictiva, emotiva, demasiado interesante como para dejarla pasar. Definitivamente, al final, te quedas con ganas de mucho más.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s