“The Americans”, temporada 2–reseña.

El drama de espionaje se vuelve más fuerte, intenso, meditabundo.

La temporada pasada de esta magnífica serie hablaba de los pormenores del matrimonio. Ahora, el creador de la serie tocar temas de familia, inmigrantes, así como el sentido de identidad. Aunque claro, el matrimonio sigue siendo explorado en esta ocasión.

The Americans no es sólo un drama familiar, sino también un intenso thriller sobre espionaje. Esto le da a la serie una mezcla interesante de suspenso y emoción pura, además de dilemas inquietantes por parte de sus protagonistas.

¿Cómo se logra hacer un balance entre la vida de espías con la situación cotidiana de familia? Ambas circunstancias se dan oportunidad de respirar, evolucionar, aparte de incluso mezclarse cuando no deberían. Las misiones adquieren una resonancia personal en los protagonistas, aunque ellos quieran mantener a distancia sus múltiples vidas, personalidades, además de mantener su vida de espionaje en secreto.


Las hazañas de los espías en sí, así como las de la FBI y la conspiración de la Rezidentura están llenas de suspenso. Normalmente hay cosas peligrosas de por medio, lo cual mantiene la tensión al filo del espectador. Esta vez, sin embargo, la serie no teme en derramar más sangre.

The Americans demuestra no haber perdido el toque en su segunda temporada. Sus personajes se vuelven más interesantes, las situaciones se vuelven de mayor riesgo, el drama, por tanto, se vuelve incluso más enriquecedor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s