“Game of Thrones”, temporada 6, capítulo 5, “The Door”–resumen y opinión (SPOILERS).

Un destino cruel se avecina.

¡Guau! Un sin duda devastador final para este gran capítulo de Game of Thrones. Pese a ese épico, tétrico clímax, el episodio no fue tan grandioso como el de la semana pasada. Aunque esta historia tuvo varias resoluciones emocionales fuertes.

En esta entrega hubo una clara referencia hacia la “puerta”. Sin embargo, unas puertas se abrieron, otras se cerraron, metafóricamente hablando.

Puertas abiertas.

Perdón de la reina.

Daenerys, quien tuvo una triunfal victoria sobre los líderes Dorhraki el capítulo pasado, sacó a Jorah de su equipo, aunque le dejó las puertas abiertas para un futuro próximo. Ella se enteró de la enfermedad de Jorah, entonces le obligó a su fiel siervo encontrar la cura contra el greyscale, para después regresar con su khaleesi. La escena me pareció algo conmovedor, porque esta profunda amistad tuvo una resolución interesante tras la traición de Ser Jorah. Ahora los dos amigos se vieron apartados por las circunstancias. Queda el destino de Jorah como incierto para el resto de la serie.

Con Daario, además de una inmensa horda de Dothraki consigo, Daenerys marcha hacia adelante. No se dice a dónde va, pero probablemente su próximo destino sea Meereen, para recuperar a su consejo antes de tomar Westeros.

Problemas en las islas.

La Khaleesi fue tema grande de conversación para dos grandes sectores del reino. El primero fue en las Islas de Hierro.

Yara, pese a todos sus intentos de conquistar las Islas, fue detenida del reinado en la Kingsmoot. Euron Greyjoy, el loco tío suyo que mató a su padre, promete conquistar Westeros. Eso convence a la gente de la región de seguirlo. ¿Cómo conquistará los Siete Reinos? Con la ayuda de un gran barco para conquistar a la Reina de los Dragones. Él planea gobernar Westeros junto con Daenerys. ¿Su plan resultará?

Tal vez no, porque por un lado él tiene los barcos, los cuales Dany necesita con urgencia para cruzar el mar, pues sus buques en Meereen fueron quemados en el primer capítulo de la temporada. Por otro lado, sin embargo, Daenerys quiere gobernar sola. Quizá ella no confíe en Euron como su esposo. Aunque problamente la reina considere la alianza, debido a la ventaja política, además de marítima, del asunto.

Yara y Theon huyen de la Isla, antes de ser asesinados por el aparentemente nuevo Rey Loco. Tal vez ellos ofrezcan su alianza con Daenerys antes que Euron, para tomar ventaja de la situación.

En sí las escenas de las Islas de Hierro me parecían poco interesantes, porque se veían muy ajenas a la historia. Ahora, con una amenazante nueva alianza, las cosas se complican, aparte de volverse más interesantes.

La nueva princesa.

Al parecer, Jon Snow no es el único príncipe prometido. Claro, Melisandre lo cree así, mas no la nueva sacerdotisa en Meereen. Ella confía su fe en Daenerys, junto a sus dragones, como los salvadores de Westeros. Tyrion establece una poderosa alianza con esta y los otros sacerdotes de la región, para conseguir el apoyo común en la situación difícil de Meereen. Además, la tregua de Tyrion con los amos de esclavos parece haber surtido efecto, al menos por ahora.

La alianza me parece algo razonable. Tyrion necesita apoyo para arreglar la situación de Meereen. Como vimos en King’s Landing, la fe parece ser la clave para mantener contentos a los sectores de la clase baja. Además, Daenerys necesita recuperar a su gente. Tal vez su mejor herramienta para hacer esto sea utilizar la fe en la “prometida”.

Tyrion busca apoyo de la magia.
Me encantó el escepticismo de Varys. Él no cree en estas cosas, por eso su postura ante lo sucedido con Stannis estuvo totalmente justificada. Sin embargo, la sacerdotisa supo cómo darle la vuelta al asunto de la religión, al recordarle al eunuco su pasado.

De vuelta a las misiones

A Arya todavía le falta entrenamiento por cumplir, pero Jaqen le encomienda una nueva misión: asesinar a una actriz. La pequeña Stark, entonces, observa una representación teatral donde aparece la intérprete, una obra demasiado familiar para ella. 

En la obra donde está la actriz, Arya atestigua una representación de los eventos sucedidos en las primeras tres temporadas de la serie en King’s Landing: el asesinato de Robert, el asesinato de Ned, el casamiento de Sansa y Tyrion. Arya al principio se alegra de ver la obra, pero cuando en ella ridiculizan a su honorable padre, además de ver al monstruoso Joffrey representado como un héroe en la historia de la obra, la pequeña Stark se enfurece. La secuencia fue algo divertido, distinto a lo acostumbrado en la serie.

Me frustró un poco que Arya no matara de una vez a la actriz. Están alargando realmente un asunto poco interesante, porque, para empezar, la actriz no es un personaje conocido en la serie. Ojalá avancen más rápido con esa historia.

Puertas cerradas

Sansa cambia de panorama.

Sansa tiene una dura confrontación con su protector, Petyr Baelish. Él le pide perdón por haberla dejado en manos de Ramsay. No obstante, la loba sospecha de la sinceridad de Petyr, porque él pudo haber entregado a Sansa a los Bolton por conveniencia, en lugar de ignorancia. Eso sí, Petyr, para recuperar la confianza de Sansa, le dio buenas noticias: los Tully estarán dispuestos a luchar contra Ramsay Bolton. La escena me pareció devastadora, porque sobre todo no sabemos cuáles son las intenciones reales de Littlefinger. ¿Estará Petyr realmente arrepentido?

Ante la inminente guerra, los Stark están buscando alianzas para la lucha contra Ramsay. Sansa y Jon localizarán el apoyo de diversas casas del Norte. 

Brienne irá a Riverrun a buscar el auxilio de los Tully, bajo las órdenes de Sansa. Ellas tienen una tierna escena de complicidad, en donde se fortalece su alianza. Pero Brienne no está de acuerdo en dejar a Sansa con Jon, Davos y Melisandre, porque ella no tiene la confianza necesaria para confesarles dónde consiguió la información de Riverrun.

Brienne ayuda a Sansa.


Quedarse mucho tiempo en visiones.

Bran aprendió su lección de una manera muy ruda. 

Primero, el joven Stark descubrió el origen de los caminantes blancos. Los responsables de estos seres son los niños del bosque, quienes crearon a los caminantes para detener la amenaza humana.

Bran, mientras todos dormían, exploró en sus visiones, sin permiso de su maestro. En su más reciente visión, Bran se encontró con el Night’s King. Al tocarlo en su visión, Bran se expuso ante la llegada de los caminantes. Todos corren peligro. Bran logró escaparse del árbol mágico, pero con dos grandes pérdidas. Primero, su maestro fue asesinado por el caminante blanco. Después, Hodor se sacrificó por Bran y Meera. Mientras Hodor detenía en la puerta a los caminantes blancos, Bran experimenta algo en su visión: el pequeño Willis, debido al trauma de “hold the door”, su única frase se vuelve Hodor.
La trama de Bran me pareció muy interesante, además de intensa. Fue un giro muy bien ejecutado la llegada de los caminantes. Además, la historia de porqué Hodor se volvió Hodor tendrá grandes repercusiones en la historia de Bran. Si sobrevive a la amenaza de los caminantes, claro.

Bran aprendió una lección.

Sin duda este capítulo fue algo satisfactorio emocionalmente, aparte de explosivo. Tal vez no fue tan bueno como el anterior, pero llegó a niveles muy altos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s