“Game Of Thrones” temporada 6, capítulo 3, “Oathbreaker”–resumen y opinión (SPOILERS).

Se da el dilema de las promesas en este dramático capítulo.

¿Se pueden mantener las promesas? Esto depende de quién se esté hablando. Las circunstancias no dejan a ciertos personajes avanzar de sus estados actuales, mientras otros toman caminos en base a sus acciones.

Acorde a la promesa

Tyrion está cumpliendo su promesa de salvar a Meereen. Él y Varys descubren los autores financieros de los Sons of The Harpy: los enemigos de Daenerys en Yunkai y Astapor. Tyrion planea hacer una negociación con ellos antes de atacar.

Arya cumple con su juramento de volverse nadie. Después de varios días de entrenamiento estilo Daredevil, la pequeña Stark confronta su pasado: ella por fin acepta sus sentimientos encontrados por “The Hound”. Jaqen, viendo el avance de Arya, le devuelve la vista. Ella se convierte en nadie.

Arya recibe una recompensa por su compromiso.

Ramsay cumple con el legado de su padre, en parte. Él recibe la visita de un miembro del Norte.

Él y su ejército, si recibe la ayuda de Ramsay, luchará contra Jon Snow y los salvajes cuando vayan al sur. Ramsay, como promesa de esta nueva alianza, recibe dos regalos: una mujer y a Rickon Stark, el más pequeño de los Stark. ¿Qué hará Ramsay con sus nuevos inquilinos?Tommen cumple su juramento de ser más fuerte. Tras un plan de Cersei de extender las “voces” en el reino, el joven Lannister va con el Septón Supremo a reclamarle sus acciones. El Septón Supremo le da un sermón sobre el a ir de su madre, además de los castigos todavía por cumplirse.
En contra con sus promesas

Otros personajes dentro del capítulo no quieren cumplir sus destinos prometidos, o porque no les conviene o por cuestiones de honor.

Daenerys se niega a aceptar su destino. Ella se vuelve cautiva en Vaes Dothrak, con las viudas Khal. Se menciona un destino cruel para la Madre de Dragones, porque por salir al mundo después de la muerte de Khal Drogo, ella merecería un juicio quizá mortal.
 Bran quiere vivir en el pasado, pese a las insistencias de su maestro, el Cuervo de Tres Ojos. Bran atestigua la batalla de Tower of Joy en el pasado, donde Ned va a rescatar a su hermana Lyanna de la cautividad de Rhaegar Targaryen. Bran quiere saber más de la historia, pero el Cuervo le prohíbe acercarse en ese momento, porque será historia para otro momento.

Sam rompe la promesa de Gilly de seguir juntos. A la llegada a la Ciudadela, Gilly no estará permitida, por el lugar sólo admite hombres. Entonces, Sam, para la seguridad de su mujer y su hijo, los llevará a su casa, donde se encuentran la madre, la hermana y el padre de Sam. Ahí, según dice el joven, su familia estará a salvo.

Jon decide no cumplir con su juramento de Guardia de la Noche. El recién reencarnado bastardo se cuestiona su mortalidad con Davos y Melisandre. Después, Jon marca a la horca a quienes lo traicionaron: Alliser Thorne, Olly y otros dos miembros de la Guardia. Después, tras la decepción, Jon nombra a su amigo Ed como Lord Comandante. Jon rompe su juramento con la Guardia. 

Jon sufre una encrucijada.

A pesar de tener pocos momentos intensos, el capítulo dio un buen movimiento hacia todas las historias, para avanzar hacia, de seguro, grandes confrontaciones.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s