“Anomalisa”–reseña.

Una inteligente, tierna y cruda perspectiva hacia el amor.

Sí. La película Anomalisa, del visionario Charlie Kauffman, es rara. Mas es única en su especie. El título de la película es una forma perfecta para describirla: anomalía. 

La premisa del filme puede parecer sencilla, pero es bastante compleja. Un hombre, en busca de sentido, conoce a una mujer cautivadora en el bar de un hotel. Los enredos implicados en esta trama sencilla por apariencia la hacen sumamente rica, meditabunda. Pensarás en las implicaciones del largometraje varias horas, incluso días, después de salir del cine.

Fuera de ello, la historia base es relatada de manera extraordinaria. Es fácil identificarte con el conflicto interno del protagonista, la profundidad de su personaje o los excelentes diálogos entre los protagonistas y sus contrapartes.

  
En la parte técnica, Anomalisa es una hermosura: cada cosa está hecha con cuidado, detalle, en base a la técnica stop-motion. A veces, por la humanidad presente en el relato, además de la perfección presentada por la producción, es sencillo olvidar que los personajes son muñecos de plastilina. 

Anomalisa no es para todos. Es cine de arte con sentido. No obstante, eso no le impide ser una maravillosa obra maestra.


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s