“007: Spectre”–reseña.

La nueva aventura del agente carece de emoción u originalidad.

Daniel Craig y Sam Mendes parecían ser la mancuerna perfecta. Su película, Skyfall, se creía, marcaría mejores cosas por venir en la nueva saga Bond. 

Spectre, la nueva producción del agente británico con más fama en el mundo, fracasa ante esas altas expectativas. 

  
No es culpa del siempre impecable Daniel Craig, ni de su hermosa co-protagonista, ni del visionario Sam Mendes. Aquí el victimario es el guionista, con la audiencia tomando el papel de inocentes víctimas. 

La historia fue bastante decepcionante. Prometía el más grande villano de todo 007, sin cumplir. El misterio se iba intercalando, sin embargo, con una decepcionante revelación.

Además, James Bond careció de profundidad en esta secuela. Aquel hombre torturado, sufrido, visto en Skyfall, estaba ausente en este filme. Sólo hasta el final vemos algo de vulnerabilidad.

Quien sí la tuvo un poco fue la mujer más tiempo encámara. Pero tampoco hizo grandes hazañas.

La saga de 007, cuya trama era más oscura e inteligente en su penúltima entrega, falló en mostrar algo “extra” en la última parte de sus secuelas. La historia careció de conflictos emocionales, cayó en el cliché y se volvió tediosa, además de repetitiva, en Spectre.

Ojalá el agente recupere su rumbo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s