Puente de espías–reseña.

Buena dirección, ritmo disparejo en la trama.

Steven Spielberg es uno de los directores más renombrados en todo el mundo. Ha sido la mente maestra detrás de filmes como Tiburón e Indiana Jones.

Los años pueden debilitar a un director de cine, haciéndole perder su visión o creatividad. Steven nos demuestra, con esta nueva producción, que no ha perdido “el toque”.

  
Puente de Espías logra captar la atención del público gracias al talento del cineasta Spielberg, cuyas técnicas narrativas cautivan al espectador desde el inicio del largometraje.

A pesar de esa astucia, el guión tiene cierta discordancia. 

Un ritmo ágil, intenso, gobierna la primera parte de la historia, sobre un soviético acusado de ser espía ruso en plena Guerra Fría, con un abogado americano defiéndolo de los prejuicios sociales de la época. La segunda parte, en cambio, se vuelve tediosa: tarda mucho tiempo, junto con decisiones diplomáticas enredadas, en resolverse. El glorioso final salva esa peculiaridad.

Se puede destacar también las actuaciones de los protagonistas, sobre todo la del sencillo Tom Hanks.

Puente de Espías es visionaria, aunque pierde dirección a mitad del trayecto. Sin embargo, si se busca ver un filme visualmente impactante, es una espectacular opción.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s