“The Walking Dead” temporada 6, episodio 3, “Thank You”–resumen y opinión.

Una hora demasiado intensa.

The Walking Dead, desde el inicio de su sexta temporada, no se ha detenido ni a respirar. El primer episodio fue el más lento, mas no por eso dejó de ser extremo.

Claro, comparado con los otros dos, no se nivela. Sobre todo el último, donde hubo una sorpresa para los fanáticos, recordándonos el tabú de “nadie está a salvo”.

A continuación, lo sucedido en este episodio.

SPOILERS del tercer episodio de la sexta temporada. Lee bajo tu propio riesgo.

Cambio de planes

Rick, Michonne, Glenn, Sasha, Daryl y Abraham se encuentran en graves aprietos. La alarma misteriosa ha sonado, la cual mandaría a los caminantes hacia Alexandria de manera segura.

Rick, sabiendo esta información, cambia el transcurso del plan: él irá por el camión que habían utilizado para distraerlos antes, mientras Michonne y Glenn (junto con el grupo de asalto de Alexandria) tratarán de encontrar otra manera de evadirlos, y Daryl, Sasha y Abraham se quedarán con la inmensa horda de caminantes a sus espaldas.

Rick les comenta a Michonne y Glenn: “si las cosas salen mal, huyan”. Heath escucha esta conversación.

Huida

Michonne y Glenn, en el bosque, encuentran caminantes. Los indefensos miembros de Alexandria (menos el habilidoso Heath y el confiado Nicholas) acaban siendo heridos letalmente. Michonne y Glenn ayudan a cargarlos para la seguridad del grupo.

En el trayecto, Michonne (además de la audiencia) se involucra emocionalmente con uno de los mordidos de Alexandria. Él le cuenta su historia: estaba solo antes del apocalipsis, hasta encontrar a una mujer con la cual se casó (¿les suena familiar?).

Desviados por los zombies, Glenn, Michonne, Nicholas, Heath y los demás miembros del grupo de asalto de Alexandria se ocultan en una tienda de mascotas, donde aparentemente están seguros de todo peligro. Ahí, Heath se queja con Michonne sobre su conversación con Rick: ella le contesta que Rick dijo eso porque sabe las consecuencias de vivir afuera y tiene conocimiento de “lo que es tener sangre en las manos y no saber si es de un caminante, un enemigo humano o alguno de tus amigos”. Heath se queda atónito ante estos argumentos.

Unos caminantes se encuentran dentro de la tienda. Con su ruido, ellos atraen a los muertos de afuera, provocando una salida forzosa de nuestros héroes a la intemperie. Michonne (con Heath y el grupo de asalto de Alexandria) se encarga ir a un lugar seguro, y Glenn (con Nicholas) alistará un incendio para distraer a los caminantes hacia otro lado.

Camión

Rick, en medio de la carretera, recibe las indicaciones de Glenn sobre el lugar donde se encuentran. Rick llevará el camión a ese sitio. Glenn le dice a Rick, antes de cortar la comunicación: “buena suerte, imbécil”, haciendo referencia al comentario del primer capítulo, cuando se conocieron.

Rick encuentra el camión, esperando futuras indicaciones. De pronto, unos lobos entran armados al camión. Rick logra matarlos con destreza, no obstante, al final, eso no sirve de nada. Quiere arrancar la camioneta, sin conseguirlo, con un montón de caminantes acercándose hacia él (logrando exitosamente otra referencia al primer capítulo). ¿Qué ocurrirá?

Rick se encuentra en una situación difícil.
Rick se encuentra en una situación difícil.

Desvío

Daryl está con Sasha y Abraham, teniendo la horda de caminantes detrás. Daryl se separa, con el fin de ayudarle a Rick en su misión. Daryl decide, tras meditarlo, regresar con Sasha y Abraham, dejando a Rick a su suerte.

Rescate

Michonne, Heath y los demás miembros del grupo de asalto de Alexandria tratan de escapar de los caminantes. Corriendo por el pueblo abandonado, los individuos huyen de la inmensa manada de muertos vivientes. La mujer muere saliendo luego luego de la tienda, mientras el sujeto con mordida enamorado de su esposa fallece tras ser devorado del otro lado de una reja. Michonne está a punto de morir, pero se salva de milagro.

Heath, Michonne, y un miembro del grupo de asalto de Alexandria continúan en el trayecto a casa, cruzando un profundo río y aproximándose cada vez más a su hogar.

Sacrificio

Glenn y Nicholas resuelven sus diferencias. Nicholas decide acompañar a Glenn en su misión porque él ya conocía el lugar: ahí tuvo una experiencia de cobardía el dejar a sus amigos a su suerte.

Nicholas se encuentra con un caminante de las personas que dejó morir. Glenn le dice que él puede matarlo, porque ya ha cambiado.

En el transcurso de la misión, surge una grave complicación: a Glenn y Nicholas los rodean varios caminantes. Nicholas y Glenn encuentran refugio fugaz en un basurero. Glenn le pide a Nicholas calmarse, que resista. Nicholas sólo le dice “gracias”, se da un tiro, agarra a Glenn y ambos caen al piso, donde los caminantes se lo devorarán con gusto a él y a…¿Glenn?

Glenn está acorralado.
Glenn está acorralado.

Todo parece indicar que Glenn sí murió en este capítulo. Aunque tomando en cuenta diversas teorías en internet, el simpático personaje pudo haberse salvado por usar las tripas de Nicholas como escudo. Sin embargo, eso podría quitarle credibilidad a la serie y su premisa de “cualquiera puede morir en cualquier momento”.

Deberemos esperar unas semanas para saber el destino de Glenn en The Walking Dead.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s