Don Jon–reseña 

Una decepción cinematográfico.

Cuando ves una película mala te dejas llevar. Por una extraña razón, tienes una esperanza: la película mejorará después de un rato. Así te puedes quedar hasta el fin. Pero, ¿vivirías contigo mismo si te quedaras con la duda? ¿Qué tal si cuando la dejaste de mirar las cosas fueron excelentes? ¿O qué tal si el extraordinario final hubiera hecho a todo lo demás cobrar sentido, recuperarse? Esto pasa seguido con los filmes (y a veces con las personas).
Lamentablemente, así como algunas personas nos decepcionan jamás corrigiéndose, también cierta cantidad de filmes. “Don Jon” es uno de estos desastres.

Confiaba en Gordon-Levitt. Lo he visto como un gran actor. Mis pensamientos, cuando supe que él dirigió y escribió el largometraje, fueron positivos. Quedé totalmente decepcionado después de ver su “ópera prima”.
Hay varios defectos en la película.

El protagonista (un adicto al porno, perfectamente encarnado por Gordon-Levitt) es un pesado-cínico-machista. Las protagonistas son las típicas “damiselas en peligro” en la era moderna: son “decentes”, pero “sacan el cobre” fácilmente y sacrifican cosas por estar con una persona. Julianne Moore, en tal vez el peor papel de su carrera (aunque de todas maneras lo hace excelente: por favor, ¡es Julianne Moore!), entra forzadamente a rescatar al protagonista en un muy extraño romance.

Las actuaciones del filme son buenas, reitero. Sin embargo, a pesar de su crítica a la sociedad y a la religión (quizás los únicos aspectos dignos del filme), el guión es flojo, aburrido, repetitivo. Entiendo un poco la técnica (se utiliza para mostrar las diferentes etapas del protagonista), no obstante, una cosa tan mal escrita no hay manera de salvarla. Ni siquiera con Moore o Scarlett Johansson.


Además, el papel del padre machista y la madre al servicio de la casa están pésimamente planos y armados. La hermana (la cual sólo interactúa con el teléfono) parece mueble en cada escena donde sale.

Otra cosa: el filme no tiene un objetivo claro.

Al principio del largometraje parece una oda al porno; por qué es bueno, cómo verlo correctamente. Después, la trama trata de ser una redención al amor la cual simplemente no encaja. Este relato, en lugar de ser interesante, sólo lograr ser aburrido (aparte de las ya mencionadas repetitivas escenas rutinarias).

Los protagonistas no tienen química. A pesar de los tres actores buenos, sus simplones personajes no logran causar empatía a la audiencia.

Aburrida, floja, cínica, estereotipada. Tal vez lo único bueno de la película sea su uso de la música. La moraleja no encaja, los personajes no cuadran, la historia, aunque es original, está muy mal contada, por su técnica repetitiva y sus personajes clichés.

No sé cómo pude aguantar un filme tan asqueroso. Le puse dos estrellas en Netflix solamente por lástima, realmente. Estoy completamente decepcionado.

Por Santiago Guerra

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s