Re-visitando los clásicos: Lo mejor de Terminator 2 (SPOILERS).

Grandes escenas. Grandes secuencias. Gran película.

La secuela de Terminator logró revolucionar al mundo. No sólo fue otra prueba de lo que es una buena secuela, sino incluso pudo haber mejorado el ingenio de la primera entrega.

Aquí hacemos un conteo de los mejores momentos del filme. Por supuesto, SPOILERS de todo el filme. Lee bajo tu propio riesgo.

La batalla inicial

Como la película anterior, el prólogo nos sitúa en 2029, un año catastrófico para la guerra entre el hombre y las máquinas. Mientras, Sarah Connor nos cuenta los desastres de la guerra, así como la esperanza de la humanidad: John Connor, su hijo.

Épico.

 


La llegada de los Terminators.

Por supuesto, algo icónico de las películas de la saga son las apariciones de los personajes. Arnold Swarzzeneger llega con una reinvención de la escena del primer filme, mientras el otro robot, el T-1000, le roba a un humano su disfraz y coche de policía, con un rastreador para poder localizar a John.


La Alucinación de Sarah Connor.

Cuando volvemos a ver a nuestra heroína favorita, ella está devastada. Tras los eventos de 1984, Sarah está encerrada en un hospital psiquiátrico de alta seguridad. Su hijo John está custodiado por padres adoptivos. Ella no está loca, aunque todo el mundo lo crea. Sarah sabe cuándo será en fin de la raza humana: 7 de agosto de 1997.

¿Cómo lo sabe Sarah? Al ver a Kyle Reese, su amante muerto, en alucinaciones. Él le pide recordar la fecha y el suceso. Ella se aterra, por supuesto. Sarah está dispuesta a salir del manicomio, bajo cualquier circunstancia.


La Primera Batalla: La Revelación

Llega el momento. Los Terminators se enfrentan en una excitante persecución (con balazos, motos y camiones enormes). Aquí se demuestra, casi desde el principio de ella, una revelación: El T-800 (Schwarzenegger) está de lado de John Connor esta vez. Esto marca la pauta para dar una gran transformación: uno de los mejores villanos se convierte en un gran héroe.


El Escape de Sarah

Otro épico momento de la secuela. Sarah mueve sus piezas cuidadosamente para escapar del hospital, demostrando su fuerza física e intelectual. Logrando pasar casi toda la seguridad sola, ella se encuentra con su hijo y el Terminator, creyendo que la máquina es mala. Cuando este armatoste ayuda a eliminar a sus rivales, ella decide embarcarse en una misión con él, aunque todavía se muestre desconfiada.


El Intento de Asesinato a Myles.

Cuando Sarah está en la huida con su hijo y el T-800, ella tiene una mejor idea: cambiar el futuro y evitar el día del juicio. Para ello, Sarah debe eliminar el problema desde la raíz. Es entonces cuando se le ocurre eliminar al creador del sistema operativo de Skynet, Myles.

Nosotros vemos las buenas intenciones de Myles, al ser un hombre de familia con una gran idea para revolucionar al mundo. De pronto, Sarah llega con el plan de matarlo. Pero, antes de soltar el balazo letal, John y el T-800 van a salvar la situación.

Esta escena demuestra el compromiso de Sarah con la misión, tanto así como para asesinar gente con el fin de evitar muchas más. Esto demuestra al personaje como una compleja, fuerte heroína.


La Invasión a Skynet.

El inicio del final.

Cuando los héroes van a salvar a Myles, él les dice dónde se encuentran todos los archivos, para evitar la continuación del peligroso sistema operativo. Esto provoca el cambio de curso de la misión: la infiltración a la empresa de Skynet. La policía intercepta al grupo, volviendo más complicada la misión.

Con épicas escenas, incluyendo al Terminator con una ametralladora y el sacrificio de Miles, esta secuencia lo tiene todo.


La Batalla Final

Cyborg contra cyborg. Modernidad contra el clásico.

El T-800 se pelea con el T-1000 en una fábrica, con Sarah y John de intermediarios. La legendaria batalla demuestra las habilidades de los robots, así como un espeluznante encuentro de dobles: John no sabe por un momento cuál es el robot y cuál su madre.

Todo acaba de una manera agridulce. El T-1000 se derrite en la lava. Y el T-800, para eliminar todo rastro de Skynet, se suicida. Este giro final provoca el sacrificio del héroe, junto con un John devastado y una Sarah fuerte, decidida a ser lo correcto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s