“Siempre Alice”–reseña

Julianne Moore da el papel de su carrera.

El Alzheimer es algo brutal. Poco a poco va dejando a un lado tus capacidades mentales, hasta perderte por completo.

Siempre Alice nos destroza el corazón con este tema. A una mujer de 50 años (Julianne Moore) le diagnostican la enfermedad. Esto poco a poco va acabando con su vida, junto con la de su familia.

  
El declive de la protagonista en el filme es sumamente interesante. La interpretación de Moore como Alice es simplemente increíble: merecía el Óscar y lo consiguió.

Algunos personajes ayudan a complementar la trama, mientras otros están ahí de relleno. Kristen Stewart sorprende con sus dotes histriónicos como la hija de Alice, Lydia, mientras Alec Baldwin muestra un buen papel como el esposo frustrado de la mujer. Sin embargo, los otros dos hermanos parecen sólo estar ahí para hacer sentir mal a su madre, aunque no intencionalmente.

  
La dirección de la película es común, pero interesante. La trama principal es la que se lleva todo a su paso.

Siempre Alice es una historia digna de contar. Con una actuación estelar extraordinaria de Julianne Moore, el filme goza de una asombrosa protagonista. Sin embargo, hay situaciones (aunque pocas) de relleno, las cuales le restan fuerza al argumento principal.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s