Boyhood (momentos de una vida)–reseña.

Recuerdos. Tal fácil vienen, tan fácil se van. Así como nos pueden hacer sonreír, también nos pueden llenar el alma de soledad y tristeza, añorando la época pasada.

“Boyhood: Momentos de Una Vida” (el título de la película en México, dirigida por Richard Linklater) se siente de esa manera: la vida de los personajes podría ser cualquiera de las nuestras.

La simpleza de la película es lo que la hace tan especial: te relata los pequeños momentos, las intimidades familiares, las experiencias de la vida (los viajes familiares, las visitas a la abuela, las mudanzas, el “empezar de nuevo” en otra ciudad y escuela, etcétera).

Esta es la trama del filme, su esencia: la vida de una familia durante 12 años, con el hijo Mason como protagonista. Y su técnica peculiar para su filmación (se utilizó a los mismos actores durante esos doce años) la hace sentir más en casa y al público más identificado con las situaciones aquejando al adolescente.

El relato puede sentirse un poco largo; tiene muchos aspectos a cubrir. Pero una buena historia tan bien dirigida, tan bien escrita y tan bien actuada no requiere de excesiva producción para llegar a nuestros sentimientos (de hecho parece un “home film”). Esta excelente película es un claro ejemplo de ello.

2015/01/img_6177.jpg
Mason a lo largo de los 12 años de su vida
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s